Volver

Valle de Uco

Está ubicada al sudoeste de la ciudad de Mendoza entre los 33º y los 34 de latitud sur. La temperatura media anual es de 14,2º C. Las altitudes descienden de los 1.200 m en el Viejo Tupungato hasta los 900 m sobre el nivel del mar en la ciudad de Tunuyán.

Actualmente posee alrededor de 8.000 has de viñedos. La acidez de los vinos es generalmente elevada y en muchos casos se recurre a la fermentación maloláctica.

La región se caracteriza por su amplitud para la producción de una materia prima de excelente calidad tanto para la obtención de vinos blancos como tintos y permite la obtención de vinos aptos para un envejecimiento prolongado.

Es actualmente la zona más importante desde el punto de vista de inversiones vitícolas.

Los cepajes tradicionales son el Semillón y el Malbec. Entre los cultivares de reciente implantación encontramos Chardonnay, Merlot y Cabernet Sauvignon. Es renombrado el Syrah de la zona.

Caracterización Geográfica y Agroecológica del Valle de Uco. Provincia de Mendoza.

Ubicación geográfica: La región del Valle de Uco se encuentra en los Departamentos de San Carlos, Tunuyán y Tupungato. Se ubica al SO de la capital de Mendoza a una distancia media de aproximadamente 95 Kilómetros, al pie de los contrafuertes de la Cordillera de los Andes.

Accidentes geográficos más notables

Ocupa una faja alargada y angosta, atravesada por diversos cauces. Su cubierta vegetal está formada por un estrato caracterizado por el algarrobo (Prosopis flexuosa), un estrato arbustivo con jarilla (Larrea divaricata) y un estrato herbáceo.

La gran llanura de la travesía Las Huayquerías. Son un conjunto de serranías de escasa elevación que no superan los 1.200 metros de altura en la parte occidental, mientras que la oriental desciende unos 50 metros.

Están cruzados por gran cantidad de arroyos y canales secos. Predomina la vegetación arbustiva y las gramíneas alcanzan pequeño desarrollo.

La depresión de los Huarpes

Es una cuenca deprimida producto del hundimiento por compensación cuando se elevaron los Andes. Actualmente está cubierta de sedimentos cuaternarios. Es regada por arroyos y ríos afluentes del río Tunuyán. Predomina la jarilla (Larrea sp.) en la vegetación. La Cordillera de los Andes Marca el límite oeste de la llanura y se divide en Cordillera Frontal y Principal (ésta se encuentra en el límite con Chile).

El paisaje es imponente por sus elevados cordones donde se encuentran los glaciares que alimentan los afluentes de arroyos y ríos. En la cercanía de los cursos de agua están las formaciones de bosques de maitén (Maythenus boaria).

Suelos: Características Generales

Son más superficiales al oeste y más profundos hacia el este.

Perfil de los suelos

Los materiales sobre los cuales se han formado los suelos del Valle de Uco han tenido origen en los distintos tipos de rocas cordilleranas. Su profundidad oscila entre escasos centímetros a varios metros, según la posición topográfica del suelo y la deposición de canto rodado y ripio cumplidas por los movimientos de hielo y agua (origen aluvional).

Características mecánicas

La fracción arena fina es la predominante en los perfiles edáficos, siguiéndole en importancia la fracción limo. Las clases texturales están todas representadas, pero predominan las capas franco-arenosas y franco-limosas

Suelos calcáreos y yesosos

Presentes sólo en algunos distritos; si bien dificultan el desarrollo vegetativo de las especies cultivadas, no lo impiden.

Suelos pedregosos

Se ubican, por lo general, en las zonas altas, de gran pendiente, en forma de manchas, de escasa fertilidad y con canto rodado, arena gruesa y algo de limo.

Permeabilidad y Drenaje

En términos generales, los suelos resultan, por la índole de su composición físico-mecánica, muy permeables y de buen drenaje interno.

Reacción química

El PH oscila entre 7,3 y 8. El tenor calcáreo oscila entre 2 y 10%.

Materia orgánica

La elevada temperatura y luminosidad estival, unido a las reducidas precipitaciones, la abundancia de calcio en el suelo y las labores culturales, hacen que sufra gran descomposición y su cantidad resulta, en términos generales, escasa.

Elementos nutrientes

Resultan bajos los valores de Nitrógeno total, Fósforo, Magnesio y Zinc. El Potasio tiene valores superiores a los normales. El Hierro y el Fósforo son aprovechados en forma inferior al contenido del suelo, debido probablemente a la alcalinidad del suelo.

Condiciones climáticas

Los datos que se consignan a continuación, corresponden a observaciones y estudios realizados en la Estación Experimental Agropecuaria La Consulta del INTA, que está ubicada casi en el centro geográfico de la Región. Representa la condición climática media para el área, para un período de diez (10) años. La altura media es de 975 metros sobre el nivel del mar, decrece desde 1.500 a 860 m.s.n.m., aproximadamente.

En la montaña, las temperaturas descienden con la altitud, las precipitaciones se producen en invierno, son de tipo nival y alimentan los glaciares que dan nacimiento a los arroyos y ríos. Existen grandes posibilidades de ocurrencia de granizo, heladas y viento Zonda. Este último a veces causa erosiones y deshidrataciones de los cultivos.

El clima de la región se puede ubicar en la categoría "templado". El análisis de los datos meteorológicos, permite concluir que la Región es apta para el cultivo de vid, presentando características óptimas para su desarrollo y maduración.

Período libre de heladas

Alcanza a 192 días, de octubre a abril, y por lo tanto, es posible el cultivo de Vitis vinífera L. desde precoces (145 días de ciclo o menos) hasta las de 4ta época (más de 185 días de ciclo), según Zuluaga et al.(1971).

Producto heliotérmico de adaptación

Según los autores citados anteriormente, ese valor ubica a esta región dentro de la que ellos consideran zona vitícola: 3,0< XH.10-6<9,00 Coeficiente hidrotérmico: CH% = 25,3. Permite ubicarla en la zona apta (no propensa a enfermedades criptogámicas). De acuerdo con lo expuesto por Zuluaga et al, (1971), se entiende la siguiente situación:

< 30 apta
(Valle de Uco = 25,3 CH)
30 CH a 40 marginal
< 40 limitado

Heladas

Las zonas cultivadas se encuentran ubicadas en la depresión de los Huarpes, encerrada entre los bloques de las Huayquerías y la Cordillera de los Andes, lo que determina un invierno de larga duración y un verano corto. La región puede considerarse propensa a heladas tardías y libres de heladas tempranas (según una clasificación de Zuluaga y otros). Las heladas más frecuentes son las de radiación. En general, las heladas aumentan desde el Oeste hacia el Este.

Temperaturas

Los valores corresponden a promedio de temperaturas tomadas durante trece (13) años en la Estación Experimental Agropecuaria La Consulta del INTA. Media: 14,2°C Máxima absoluta: 36,7°C Mínima absoluta: - 11,1°C Amplitud térmica: 14,6°C Heliofanía efectiva: Ocho (8) horas (promedio anual) Humedad relativa Máxima 80%; Mínima 35% Grados días: (Temperaturas activas acumuladas desde la brotación hasta caída de hojas). El promedio arroja un valor de 1.778,8° días, lo que ubica a la región (considerando ese único valor) entre la Región II y III de California en la clasificación de Winkler (citada por Weaver, 1981).

Precipitaciones

Nieve: es poco frecuente y poco abundante en la zona cultivada no así en la región cordillerana, sirviendo la acumulada en invierno para la alimentación de cauces de verano.

Lluvias: Son más frecuentes en primavera y verano. El promedio de trece (13) años de observación arroja una cifra de 278,4 mm de lluvia caída anualmente, de los cuales 223,3 mm caen en primavera - verano (octubre a abril). Son lluvias de tipo torrencial y se acompaña a veces de granizo. Estos bajos registros pluviométricos, no alcanzan a cubrir los requerimientos de los cultivos, por lo cual debe recurrirse al riego integral para que la explotación agrícola tenga rendimientos económicos.

Vientos

En general la zona se halla protegida de los vientos. Los predominantes tienen dirección S-O. Son suaves, frescos y el promedio anual de velocidad es de 5,8 km/h. Merece mencionarse el Zonda como viento regional que sopla del N y NE y que, con características de "aperiodicidad", aridez y sequedad, provoca un repentino descenso de la presión atmosférica, elevación de la temperatura ambiente y descenso de la humedad hasta 10 - 20% o a veces, mucho menos. Sopla generalmente en el período agosto - noviembre y es seguido por la entrada de un frente frío que puede ser causal de heladas tardías.

Agua Superficial

Proviene de ríos y arroyos entre los que se destacan el río Tunuyán (de régimen torrencial y módulo irregular) y sus afluentes los Arroyos Grande y Guiñazú y los Ríos Las Tunas y Guajardinó y de los arroyos Yaucha y Aguanda, que forman el arroyo San Carlos. Siendo el módulo de los canales variables de 0,6 a 1,2 litros por segundo por hectárea y regulada la distribución por el Departamento General de Irrigación se estima que en promedio las propiedades empadronadas reciben un caudal superior a los 10.000 metros cúbicos por hectárea y por año.

Calidad del agua de riego

Las aguas superficiales del Río Tunuyán de los arroyos y vertientes, como también de las aguas subterráneas son de buena calidad (300 a 1200 microhmios de C.E.).

Aguas Subterráneas

La profundidad media de las perforaciones realizadas varía según la ubicación de las zonas entre los 100 y 30 metros. Existen varios pozos surgentes.

 

Volver