Informacion General

La Ampelografía

Del griego Ampelos=vid y graphos=descripción; es la ciencia que se ocupa de la descripción de especies, híbridos y variedades o cultivares de vid. Parece que el término "Ampelografía" fue utilizado por primera vez por el conde Odard, que era un notable coleccionista de vides.

Hoy, el objeto de esta rama de la ciencia es la identificación de especies y variedades de vid para poder diferenciarlas entre ellas mediante la descripción de caracteres morfológicos (en cuanto a la forma), fisiológico (en cuanto al funcionamiento), fenológico y agronómico.

Desde el comienzo de nuestra civilización hubo interés en el reconocimiento de los cepajes. Esto tiene su punto culminante en los siglos XVIII y XIX en Europa. Las descripciones de cepajes más detalladas surgen de los ampelógrafos viticultores como Viala (1889), Ravaz (1902), G. Molom, Foëx y Galet (1967), entre otros.

En nuestro país, las primeras descripciones surgen a principios de nuestro siglo con las obras de Leopoldo Suárez (1925), Storni (1927), Vega, Alcalde y Cinta (1962) y Alcalde (1989).

Nombre científico de la vid

Todos los seres vivos, pertenezcan tanto al reino vegetal como animal, se encuentran dentro de una clasificación científica, generalmente en latín, que permite su rápida identificación.
El nombre científico de la vid es Vitis vinifera. La primer parte del nombre corresponde al género (que siempre se escribe en mayúscula: Vitis) y la segunda parte del nombre corresponde a la especie (que se escribe con minúscula: vinifera).
A su vez, dentro de Vitis vinifera, encontramos dos subespecies:
Vitis vinifera sativa (que corresponde a la vid cultivada, clasificada por Lineo)
Vitis vinifera silvestri (que corresponde a la vid silvestre, clasificada por Gmelin).

Origen de Vitis vinifera en el mundo

El origen de la vid cultivada, Vitis vinífera, es la región de la Transcaucasia, entre el Mar Negro y el Mar Caspio. De allí fueron diseminadas hacia occidente.
También existe una vid silvestre, que se fue extinguiendo en Europa por el ataque de una enfermedad de la vid llamada "filoxera".

Origen de las variedades en Nuestro País

En nuestro país los cultivares tiene diversos orígenes.
Aquellos provenientes de la época de la colonia, conocidos como Criollos, cuyo origen se desconoce, pero se cree que es la descendencia de plantas provenientes de semillas introducidas por los colonizadores españoles.
A mediados del siglo XIX se produce la introducción de cultivares franceses nobles, principalmente a través de Miguel Pouget.
Posteriormente a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, con las importantes corrientes migratorias italianas y españolas, se introducen nuevamente variedades de estos orígenes.
Finalmente en los últimos años se reanuda la introducción de variedades francesas con el objetivo de contar con plantas sometidas a la selección clonal, esencialmente tendiente a evitar las enfermedades virósicas.

Número de variedades

El número de variedades de vid cultivadas en el mundo se sitúa entre 10.000 y 20.000, en su gran mayoría pertenecen a la Vitis vinifera, el resto a otras especies como Vitis lambrusca y a variedades de portainjertos e híbridos.
La colección más importante de vides del mundo es la de Vassal, ubicada al sur de Francia, al borde del Mediterráneo, que cuenta con más de 5.000 vides, las cuales, más de 2.500 están perfectamente identificadas.

Un mismo cultivar puede tener diferentes nombres en los distintos lugares en que se cultiva. Este problema se suele llamar "el de la sinonimia", cuyo origen es muy antiguo y aún no ha sido totalmente resuelto. También diferentes cultivares suelen ser llamados con el mismo nombre.

Clasificación de las variedades de vid
Existe una clasificación general en uvas tintas, rosadas y blancas y su divulgación depende del valor comercial de las mismas.

Las podríamos clasificar en:

1. Tintas de vinificar
2. Rosadas de vinificar
3. Blancas de vinificar
4. Tintas de mesa y/o pasa
5. Rosadas de mesa y/o pasa
6. Blancas de mesa y/o pasa